Un videojuego es una oportunidad de enfocar nuestra energía con un optimismo implacable en algo que somos buenos (o lo seremos) y disfrutar. En otras palabras, es el opuesto emocional a la depresión.

Jane McGonigal
Comentarios desactivados en Jane McGonigal