nintendo ds

Ghost Trick (y II)

Ghost Trick (y II)

CAMBIANDO EL DESTINO (2ª Parte) Por Gerard Aragón

[…] La idea pasa por encontrar la ruta ideal que nos permita crear relaciones de causa-efecto sobre el desarrollo. De esta manera activaremos un ventilador buscando generar una corriente de aire capaz de levantar papeles que, a su vez, nos conducirán a otro lugar del marco espacial, y así sucesivamente. Esta base jugable cimentada en cada pieza del escenario remite a lo visto en Zack and Wiki: en busca del tesoro de Barbaros (Takarajima Z: Barbaros no Hihou; Capcom, 2008), cuya producción, como en el caso de Ghost Trick, también corrió a cargo de Hironobu Takeshita.

Ghost Trick (I)

Ghost Trick (I)

CAMBIANDO EL DESTINO (1ª Parte) Por Gerard Aragón

Muerte, investigación, paradojas temporales y poderes del más allá se dan cita en Ghost Trick: Phantom Detective, proyecto que adapta perfectamente la herencia de las aventuras gráficas a la naturaleza de Nintendo DS y, de paso, ratifica a Shu Takumi como uno de los baluartes de una Capcom ávida de nuevos referentes tras la marcha de Keiji Inafune. 

WarioWare D.I.Y. (y III)

WarioWare D.I.Y. (y III)

CORTE Y CONFECCIÓN (3ª parte) Por Alberto Catena.

[…] En este sentido, WarioWare D.I.Y. puede resultar pedagógico, en el mejor sentido que quepa asignarle a la palabra, y por lo mismo particularmente desafiante, dependiendo por supuesto de la ambición de nuestro objetivo y de nuestras aptitudes para el pensamiento lógico.

WarioWare D.I.Y. (II)

WarioWare D.I.Y. (II)

CORTE Y CONFECCIÓN (2ª parte) Por Alberto Catena.

[…] Para acceder a la susodicha máquina debemos entrar en nuestro Estudio, que es uno de los cinco edificios de que consta el menú principal. Si en otros WarioWare estos edificios correspondían a los hogares de otros tantos personajes y su colección de microjuegos, en WarioWare D.I.Y. vienen a encarnar, en cambio, un panorama simplificado de la misma industria del videojuego.

WarioWare D.I.Y. (I)

WarioWare D.I.Y. (I)

CORTE Y CONFECCIÓN (1ª parte) Por Alberto Catena.

Cuando cabía esperar que una nueva entrega de la serie recabara en las posibilidades de la Wii Balance Board o de un recién mejorado Wii Remote, WarioWare: D.I.Y. viene, sin embargo a aprovechar la particular versatilidad de la interfaz táctil de Nintendo DS para ponernos en el lugar de uno cualquiera de los personajes empleados al servicio del gordinflón de la M invertida. En esta ocasión se trata de dar a luz nuestros propios microjuegos.